PREGÚNTALE AL EXPERTO TONY LARKAM.

Tony Larkman

PREGÚNTALE AL EXPERTO TONY LARKAM.

Pregunta: ¿ Se percibe mediante el olor si el aceite de árbol del té está adulterado?.

TONY: cuando el aceite del árbol del té está realmente adulterado sin compasión, lo que hay es casi residuo industrial y, entonces, sí es posible detectar por el olor la adulteración pero sólo si tienes mucha experiencia y sabes cómo huele realmente el verdadero árbol del té.

Esto es debido a que el material adulterado está generalmente (no siempre) formulado a base de derivados del material residual resultante de refinar (rectificar) aceites de pino. El producto tiene un aroma que recuerda al pino más que al olor característico del árbol del té.


No obstante, cuando se adultera puede ser simplemente añadiendo el componente llamado terpinen-4-ol y llevarlo a los niveles entre el 40 y 42% y, como ese material también se coge de la rectificación del aceite de pino, si el proceso es hecho cuidadosamente desaparecen todos los componentes que dan ese olor característico a pino. Esto significa que es muy difícil notarlo únicamente por el olor porque son los mismos componentes del árbol del té los que se añaden al árbol del té. Esta es la razón por la cual los STANDARS tienen una serie de parámetros ( tanto físicos como químicos) para permitir al laboratorio determinar si el material es realmente puro.

La gente que se dedica a la adulteración es lo suficientemente lista como para darse cuenta de que no pueden ya vender cualquier cosa y llamarle aceite del árbol del té y han comenzado a ser muy cuidadosos en cometer este fraude ya que los beneficios son grandes si se salen con la suya.

Uno puede preguntarse: si se añade el mismo componente o los mismos componentes que ya tiene el árbol del té, ¿por qué preocuparse?. La contestación más sencilla es que los productos usados para adulterar aceites esenciales (no sólo el árbol del té) vienen de un flujo incontrolado de residuos y algunos contienen un número alarmante de otros componentes algunos de los cuales aumentan la sensibilidad de la piel o son cancerígenos. También se encuentran trazas de falatos (disruptores endocrinos) y pesticidas que pasan, de esta manera, a formar parte de los productos cosméticos o de lo que se vende como aceites esenciales "puros" y que se usan en humanos y animales.

Para finalizar, el proceso de rectificación de otros aceites esenciales como el pino y el eucalipto expone los componentes a altas temperaturas y al aire (oxígeno) lo que acelera el proceso oxidativo y degradación de algunos componentes produciendo subproductos oxidados como el ascaridole y los peróxidos que son irritantes de la piel. Esta es la razón por la que los productores de aceite esencial del árbol del té son tan exigentes en sus procesos de producción para minimizar la exposición del aceite al oxígeno del aire mediante contenedores aprobados y sellados.

TONY LARMAN.

Más información sobre el tema aquí.

No Comments

Post a Reply

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Soluciones Saludables S.L. -, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en escuelaesenco@gmail.com

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Soluciones Saludables S.L. con la finalidad de atender mi solicitud. * *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies